Divulgare en el ejercicio de vertido marino organizado por SASEMAR

El pasado Viernes 26 de Julio Divulgare formó parte del ejercicio que tuvo lugar en la Ría de Vigo como parte de la estrategia y operativo de lucha contra los vertidos marinos organizado por la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR), la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) y el Servicio de Guardacostas de la Xunta de Galicia.

Divulgare acudía al ejercicio como socio del proyecto Europeo Arcopol Plus, en el que se pretende reforzar la capacidad de prevención y respuesta de las regiones Atlánticas ante episodios de contaminación costera accidental causados por hidrocarburos o sustancias nocivas y potencialmente peligrosas. Para ello, el proyecto se centra principalmente en la transferencia de tecnología, formación e innovación.

Nuestro cometido es el de la divulgación de dicho proyecto y estos ejercicios son clave para la obtención de imágenes y vídeos con los que generar los materiales audiovisuales. Al ejercicio acudimos Luis Navarro e Iván Rodríguez (servidor), en esta foto de derecha a izquierda respectivamente.

go_pro_ejercicio_arcopol_

Fuimos los invitados de la tripulación del Pesca1 de los Gardacostas de Galicia. Una gente muy amable en tierra, que no tardaron ni 2 minutos en invitarnos a café nada más enseñarnos las instalaciones, y unos profesionales en el aire. Un equipo perfectamente sincronizado que disfruta haciendo bien su trabajo. Un verdadero lujo y la tranquilidad, que os transmitimos desde aquí, al saber que estos profesionales están pendientes de cualquier incidencia en la costa gallega, durante las 24 horas del día.

gardacostas_galicia_2

En esta foto, el Pesca1, fue nuestro laboratorio el Viernes. Íbamos equipados con hasta 3 cámaras para no perder detalle.

 

heli_2_guardacostas
Continue reading

Rompiendo las reglas de la naturaleza

¿Es tan malo el robo con violencia?

BREAKING THE RULES from Divulgare on Vimeo.

A medida que avanza el grado de conocimiento sobre cuestiones relativas a la generación de biodiversidad, se muestra cada vez más evidente que las interacciones entre organismos están en el origen de una parte importante de la diversidad de especies que pueblan la Tierra. De hecho, es complicado entender la vida de cualquier organismo sino es bajo el prisma de sus interacciones con otros organismos. Esa visión ancestral de que los organismos son como son porque si y no deben nada a sus interactores está siendo finalmente desterrada de nuestras fuentes de conocimiento.

De estas interacciones entre organismos, las mutualistas -aquellas en las cuales los participantes obtienen un beneficio mutuo- son posiblemente las más espectaculares. Procesos como la dispersión de semillas mediada por animales o la polinización de muchas plantas han llamado poderosamente la atención de muchos ecólogos y naturalistas. Y es que el grado de ajuste que se establece entre los actores de estas interacciones para obtener un beneficio mutuo alcanza, en ocasiones, una precisión exquisita.

Así, Darwin, en uno de los episodios más interesantes de su libro sobre la fertilización de las orquídeas, fascinado por la longitud del espolón donde se acumula el néctar de la orquídea de Madagascar Angraecum sesquipedale, pronosticó que debía de existir allí un polinizador de probóscide lo suficientemente larga como para poder acceder al preciado néctar que se ocultaba en el fondo del largo tubo floral de esta orquídea. Los años, una vez más, le dieron la razón. Darwin propuso que orquídea y polinizador habrían adquirido esos caracteres a través de un proceso de evolución paralela y recíproca que hoy en día conocemos como coevolución. Aunque en este caso concreto no está claro que la coevolución haya sido el mecanismo que ha producido este ajuste tan fiel entre orquídeas y polillas de probóscide larga, lo cierto es que la naturaleza nos regala multitud de ejemplos en los que el ajuste entre mutualistas es exquisito. Es fácil ver morfologías de flores que se ajustan perfectamente al cuerpo de determinados visitantes y viceversa. Sin embargo, igual que ocurre entre los humanos, pero posiblemente desde mucho antes, entre algunos visitantes florales también existe la insana costumbre de tomar lo que la naturaleza, y muchos años de evolución, no habían previsto… Efectivamente, en la naturaleza también existen los amigos de lo ajeno, que interfieren de manera violenta en relaciones mutualistas tejidas durante años de evolución conjunta. Los ladrones de néctar son visitantes florales que al no estar morfológicamente adaptados para obtener la recompensa floral que se encuentra en el fondo de largos tubos florales, acceden a ella a través de un agujero realizado en la corola.

Robo_polinización_lonicera_bombus

Y esta interacción, con violencia para las flores, y en la que el visitante obtiene la recompensa accediendo de manera ilegítima (no utiliza la abertura “legítima” o natural del tubo de la corola para ello) tiene en la mayoría de los casos consecuencias nefastas para la planta: los polinizadores “legítimos” dejan de visitar las flores mancilladas y robadas, con lo cual éstas no dejan descendencia en forma de semillas.
Continue reading

¿Le importa a tu cerebro lo que comes?

La evolución del cerebro es una de las áreas de investigación más interesantes debido a la fascinación que sentimos hacia el funcionamiento de ese centro de control del cuerpo. Entender cómo funciona y cómo ha evolucionado el cerebro en otras especies animales nos ha ayudado a los humanos a comprender un poco más la estructura de nuestro cerebro y por qué hace lo que hace. Los estudios con cerebros de murciélagos no son una excepción. Aquí presentamos un resumen de los principales resultados de una investigación de nuestro grupo que será publicada en Journal of Evolutionary Biology, donde analizamos cómo pudo haber evolucionado el cerebro en un grupo de murciélagos del Nuevo Mundo en función de un grupo de factores relacionados con la ecología de estos mamíferos voladores. En este estudio internacional colaboraron los investigadores Carlos A. Mancina, del Instituto de Ecología y Sistemática de Cuba (IES) y José J. Flores-Martínez, del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (IBUNAM).

En muchas culturas a los niños pequeños se les dice que deben comer pescado porque de esa forma van a desarrollar una buena memoria. ¿Hasta qué punto es cierto que lo que comemos influye en nuestro cerebro? Al menos en un marco evolutivo, el tipo de dieta parece influir en el tamaño del cerebro. Durante más de 40 años varios estudios han relacionado el tamaño del cerebro en murciélagos con el tipo de dieta. Y esto se ha hecho con los murciélagos de la familia Phyllostomidae que, como hemos comentado en otro post de este blog, incluye especies insectívoras, carnívoras, hematófagas, nectarívoras y frugívoras. Todas las evidencias indican que durante los 37 millones de años que lleva evolucionando esta familia, las especies que se alimentan fundamentalmente de frutos han desarrollado cerebros comparativamente mayores que las especies que consumen cualquier otro tipo de alimento.murcis_diet_brain_web_resolution_divulgare

Continue reading