Novembro, Mes da Ciencia en Galego nas Bibliotecas

Vivimos nun período de tempo no que se nos fai imprescindible que nos programen absolutamente todo. Así, as santorais relixiosas deixan paso nos calendarios a conmemoracións de todo tipo: o día internacional da loita contra o cancro, o día internacional do medio ambiente, o día de agradecemento ao papel de burbullas, o día da limpeza do teu computador, o día das abduciones, o día internacional do chiste ou o día internacional do bico por poñer só uns poucos exemplos (todos eles verídicos!). Non vou entrar a valorar os pros e contras destas conmemoracións aquí. Nin vou dar a miña opinión sobre esa necesidade tan humana de sentirse diferente. Pero se quero aproveitar para celebrar que estas festividades colectivas utilícense, ás veces, para promover iniciativas e actividades que busquen sumar en lugar de diferenciarse. Supoño que ten que ver coa idade, pero … cada vez gústanme máis as iniciativas que perseguen unir sensibilidades e gustos, a priori considerados diferentes. E isto é o que buscan as bibliotecas públicas e escolares de Galicia organizando un ano máis o MES DÁ CIENCIA EN GALEGO NAS BIBLIOTECAS. Para iso programaron unha chea de actividades que buscan achegar a ciencia e o pensamento crítico á sociedade. E este ano concedéronme a honra de redactar o manifesto para celebrar este mes.

Penso que falo en nome dos investigadores de Galicia cando afirmo que, en xeral, todos os profesionais da investigación de Galicia estamos encantados en que se dea difusión aos resultados do noso traballo.
Comunicar o quefacer científico é un elemento esencial para a construción da nosa sociedade, unha sociedade máis intelixente, máis democrática e por tanto máis libre. Transmitir ciencia tamén é esencial para a nosa cultura, para a súa conservación e tamén para o seu avance. Dígoo porque creo que a cultura non debe de entenderse como un ente estanco, paralizado no tempo, senón como algo vivo e en constante evolución.

O problema é que nós, os científicos, non somos profesionais da comunicación e chegamos ata onde podemos. Por esa razón, creo que é moi importante que, da mesma maneira que para sacar adiante outros proxectos cóntase con equipos multidisciplinares, para conseguir transferir á sociedade o noso traballo, necesitamos a complicidade dos medios de comunicación e os seus profesionais, ademais do apoio, incondicional, dos xestores públicos.

Facéndoo así, estamos seguros de que esa ponte entre ciencia e sociedade vai comezar a ser transitado con moita máis frecuencia en ambas as dúas direccións, como está a ocorrer xa nos últimos anos.
Déixovos coa a lectura do manifesto por se tedes interese e co programa das actividades que organizaron aquí.

PD: Nos, pola nosa banda, xa creamos unha canle de divulgación científica mediante audiovisuais en galego, que vos suxerimos que utilicedes e pedímosvos que deades toda a difusión posible.

I Vuelta Ciclista por la Ciencia: objetivo cumplido!

La investigación científica sorprende, apasiona y contribuye al progreso y al bienestar humano. El deporte también y comparte con la ciencia el esfuerzo, el rigor, la dedicación, la superación y el compromiso. Desde hace unos años nos rondaba en la cabeza la idea de unir ciencia y deporte como una manera de dar salida a dos pasiones que nos están haciendo el paso por esta vida muy agradable. Finalmente hemos conseguido materializarlo en lo que hemos denominado VCC (Vuelta Ciclista por la Ciencia). El objetivo, además de disfrutar con nuestro trabajo (no hay nada malo en esto, no?) ha sido dar a conocer el estado de la ciencia en España, indicando puntos débiles, pero también fortalezas (que las hay, y muchas!), apuntar las mejoras necesarias en los ministerios y organismos de investigación, y por encima de todo, contribuir en la medida de nuestras posibilidades a la comunicación y divulgación de la ciencia en la sociedad. Lo hemos repetido hasta la saciedad: los científicos trabajamos, en la mayoría de los casos, con dinero público. Pero los resultados de nuestros estudios no llegan a la sociedad que los financia. Con este tipo de actividades pretendemos acercar, al menos una parte del conocimiento que vamos adquiriendo, a la sociedad que lo paga. Nosotros cumplimos con una obligación moral que tenemos. Ahora es la sociedad la que debe de aceptar “ese pago”…

En el mes de septiembre de 2018, un grupo de científicos nos hemos embarcado en una singular vuelta ciclista a España: La Vuelta Ciclista por la Ciencia (VCC). Hemos pedaleado cientos de kilómetros para enlazar algunas de las principales universidades españolas con el objetivo de transmitir conocimiento científico y la pasión por hacerlo avanzar en esta sociedad (malherida). Con el mismo impulso que hemos impuesto a nuestras bicicletas y con el mismo entusiasmo y esfuerzo con el que hemos cruzado puertos y ciudades en este periplo intelectual y físico, hemos tratado de explicar los aspectos más novedosos y fascinantes de las ciencias naturales. Con ello hemos tratado de generar vocaciones y estimular la proyección del pensamiento científico en la sociedad.

Con este vídeo (que hemos montado en Divulgare gracias al imprescindible Iván R. Arós “Esfenodon”) cerramos esta edición, pero esperamos volver a la carga pronto con la misma ilusión y entusiasmo con que hemos iniciado esta aventura física e intelectual, que ha nacido con vocación de futuro. Gracias mil a todos los que nos estais ayudando en este proyecto que desde ya, hacemos vuestro!

I Vuelta Ciclista por la Ciencia: objetivo cumplido! from Divulgare on Vimeo.

NP: En la web oficial de este evento os mantendremos informados de las novedades, fechas y logística de las, confiamos, próximas ediciones.

Prestige: ¿Qué hemos aprendido desde entonces?

El 13 de noviembre de 2002, durante una tormenta, el petrolero monocasco Prestige se accidentó frente a la Costa da Morte, en el noroeste de España. Transitaba cargado con 77.000 toneladas de fuel. Tras varios días de maniobras para rescatarlo y/o alejarlo de la costa gallega, se acabó hundiendo a unos 250 km de la costa, en el epicentro de una de las áreas marisqueras y pesqueras más productivas del planeta. El vertido de la carga causó una de las catástrofes medioambientales y económicas más grandes de la historia de la navegación.

La salud de nuestros océanos from Divulgare on Vimeo.

Este desafortunado incidente, sin embargo, sirvió para que expertos en la materia y otros técnicos que todavía no lo eran, se pusieran a trabajar y fueran acumulando experiencia en la lucha contra la contaminación marina.

Un ejemplo de este esfuerzo, y de los logros que se pueden conseguir cuando se arrima el hombro, lo constituye la serie de proyectos europeos Arcopol en la que desde Divulgare venimos aportando nuestro granito de arena tratando de mostrar a la sociedad los avances que hacen los técnicos en esta lucha. El objetivo de los proyectos Arcopol es mejorar la seguridad marítima en el espacio atlántico y reforzar la protección de las regiones costeras frente a la contaminación marítima.

Ahora podemos decir que, en lo que respecta a la parte técnica al menos, tenemos mucho más claras las metodologías de trabajo y los protocolos de actuación que hace unos años. Son los frutos, amargos, de un desastre, pero frutos en definitiva.

How to act in case of a chemical spill? from Divulgare on Vimeo.

 

En el canal de vídeos de Arcopol podéis ver una parte del trabajo realizado en este proyecto internacional.

Por supuesto que no debemos de olvidar, pero que al menos estas catástrofes nos sirvan para generar conocimiento y construir un futuro cada vez más digno.