Los guionistas de Piolín no tenían razón

“…Nos mostraron el problema pero no nos dijeron la verdad…”

Piolín (Tweety en inglés) el extrovertido y simpático canario creado por Bob Clampett para la serie de dibujos animados Looney Tunes, de la productora estadounidense Warner Bros, hacia nuestras delicias cada vez que gritaba “Me pareció ver un lindo gatito” cuando se encontraba con el temible gato Silvestre.

Pues si, en la serie de dibujos animados se nos muestra al canario Piolin siempre perseguido por el gato Silvestre, empeñado éste en llevarse tan preciada presa a su estomago. Pero, a pesar del tamaño y de las innumerables artimañas de su enemigo, Piolín siempre logra librarse de él.

  Piolín_y_Silvestre

Y, sin embargo, mientras la Warner Bros nos mostraba esta cara tan amable y divertida de una interacción entre gatos y aves, los científicos han ido constatando una realidad bien diferente, sobre todo en ambientes insulares: los gatos domésticos son una especie invasora con gran instinto depredador. De hecho, son responsables de la desaparición, e incluso extinción, de pequeños reptiles, aves y mamíferos en Islas de todo el mundo.

Esto es algo en lo que numerosos científicos llevan tiempo trabajando. Los datos son claros y abrumadores: El comportamiento de estos felinos en islas ha provocado, directa o indirectamente, la extinción de 16 especies de vertebrados y en la actualidad supone una amenaza para otras 128 especies incluidas en alguna de las categorías de riesgo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Así lo demuestran los datos recogidos en una revisión reciente liderada por nuestros colegas Manolo Nogales y Felix Medina del Grupo de Ecología y Evolución en Islas del CSIC.

El problema en las Islas en las que han sido introducidos es todavía más devastador: a las excelentes habilidades de estos felinos para cazar, hay que añadir la imposibilidad de muchos organismos para escapar de estos territorios aislados, sus reducidos tamaños poblacionales y la escasa capacidad defensiva que presentan muchos organismos insulares que han evolucionado en ambientes libres de depredadores.

Y a pesar de tener toda esta información, seguimos viendo a los gatos como la versión Warner Bros de Silvestre. Esto es algo que me llama poderosamente la atención: estos estudios se han realizado, en la mayoría de los casos, con dinero de todos los contribuyentes. Sin embargo, a pesar de que las conclusiones de estos especialistas son irrefutables y están publicadas en numerosas y prestigiosas revistas científicas, parece que la sociedad que ha financiado estos estudios sigue al margen del problema. Nos quedamos con la visión más afable de los guionistas de la Warner Bros.

El problema es, una vez más, que las palabras de los científicos difícilmente llegan al resto de la sociedad. La complejidad de la metodología científica parece haber encerrado todos sus logros en una torre de marfil de y para los científicos. Esto es una opinión personal vertida aquí porque me consta que desde el ámbito científico si se hacen grandes esfuerzos por mostrar a la sociedad los resultados del trabajo realizado.

En un intento (perdonad por la comparación) de emular a la Warner Bros pero desde una perspectiva más “científica”, en Divulgare hemos preparado un vídeo corto mostrando el problema que estos animales domésticos están generando en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia.

The introduction of predators such as cats in islands ecosystems / El problema de los gatos en las Islas from Divulgare on Vimeo.

En este caso, los gatos en una de las islas del archipiélago han reducido dramáticamente la población de lagartos. Y resulta que los lagartos son en este lugar unos de los principales artífices de que las plantas con frutos carnosos dispersen sus semillas a lugares óptimos para generar descendencia. La escasez de lagartos en esta isla esta afectando drásticamente al proceso de dispersión de semillas y sus efectos se empiezan a percibir en el paisaje.

En el vídeo, por la escasez de medios de que disponemos en Divulgare, no hemos podido mostrar cómo afectan los gatos a muchas aves, pero, haced un acto de fe y creedme (al menos de la misma manera en que confiamos en muchos de nuestros dirigentes) que el daño sobre las aves es incluso más dramático y con consecuencias también funestas para el equilibrio de nuestros ecosistemas.

Después de estos argumentos ¿empezarán las productoras a confiar sus guiones a los científicos?

Bibliografía relacionada:

Medina, F. M., Bonnaud, E., Vidal, E., Tershy, B. R., Zavaleta, E. S., Josh Donlan, C., Keitt, B. S., Lecorre, M., Horwath, S. H., Nogales, M. 2011 A global review of the impacts of invasive cats on island endangered vertebrates. Global. Change. Biol. 17: 3503-3510.

Medina, F. M., & Nogales, M. 2008 A review on the impacts of feral cats (Felis silvestris catus) in the Canary Islands: implications for the conservation of its endangered fauna. Biodiversity Conserv. 18: 829-846.

One thought on “Los guionistas de Piolín no tenían razón

  1. Pingback: Os gatos nem sempre são fofos - Invasoras.pt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco × 9 =