Los problemas de la Defaunación: Si eres gestor (y quieres hacerlo bien), esto te debería de interesar.

Durante cientos de millones de años, los grandes vertebrados (conocidos con el nombre de “megafauna”) han habitado la mayoría de los ecosistemas de nuestro planeta. Sin embargo, coincidiendo con el inicio de la civilización humana, la Tierra experimentó un episodio de rápido incremento en la extinción de estos grandes organismos terrestres. Aunque hoy en día se alude también a cuestiones no antropogénicas para explicar parcialmente este declive de la megafauna, la realidad es que las modificaciones que la especie humana Homo sapiens ha inducido sobre los ecosistemas han influido, sin duda, en la cadena de extinciones de grandes vertebrados que se ha producido en el planeta durante los últimos 10.000 años. Hoy sabemos que el incremento de la caza y la reducción de la superficie disponible como consecuencia del cambio del uso del suelo para promover la agricultura, están en el origen de este proceso de extinción masiva de megafauna. Más de 320 especies de vertebrados terrestres se han extinguido en los últimos 600 años y las poblaciones de muchos otros se encuentran en un proceso de disminución de su abundancia que está afectando gravemente al funcionamiento de los ecosistemas. Estas pérdidas no son gratuitas… Ahora comenzamos a entender las desastrosas consecuencias que la pérdida de estos animales está provocando en los ecosistemas naturales. Muchas de sus funciones ecosistémicas se han perdido…

En este nuevo vídeo os mostramos el impacto que la pérdida de megafauna puede tener sobre otros organismos con los que estos animales interactúan, como es el caso de las plantas que dispersan sus semillas encerradas en frutos carnosos. Si los organismos responsables de estas importantes funciones ecosistémicas (dispersión de semillas) dejan de existir, la función se pierde.

Debemos de ser conscientes de que cuando se promociona la caza, incluso la de organismos a los que desde la incultura y el desconocimiento medioambiental más profundo se ha dado en denominar “alimañas”, se está afectando intensamente el funcionamiento natural de los ecosistemas. Otra cosa es que algunos no lo quieran ver. Pero evidencias científicas existen, y muchas.

Si queréis profundizar un poco más en este aspecto, os recomendamos leer estos estudios científicos:

Dirzo, R., Young, H. S., Galetti, M., Ceballos, G., Isaac, N. J., & Collen, B. (2014). Defaunation in the Anthropocene. Science 345: 401-406.

Galetti, M. et al. (2017). Ecological and evolutionary legacy of megafauna extinctions. Biological Reviews doi:10.1111/brv.12374

Si quieres ver la versión en inglés del vídeo, búscalo aquí:
https://vimeo.com/256570336

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


uno × = 1